miércoles, 2 de febrero de 2011

Generación del 27

Generación del 27

El grupo de escritores que conformaron la "generación del 27" constituyeron una etapa brillante de la literatura española conocida como la edad de plata. Sus autores alcanzaron una enorme repercusión internacional por la gran calidad literaria de sus escritos.

Fueron un grupo de escritores que unieron la tradición literaria española con las corrientes de vanguardia existentes en esa época -siglo XX-. Esta generación de escritores marcaron como fecha de referencia el año de 1927, justo el año de la Conmemoración del Trescientos aniversario de la muerte de Góngora. Tomaron a este escritor como modelo literario y, a la vez, hicieron un manifiesto contra el modernismo y la tradición del siglo XIX.

En cuanto a los rasgos que permitieron considerarles dentro del mismo grupo podemos observar que nacieron entre 1891 y 1905, y tuvieron la figura referencial de Góngora en todo momento. Además, gozaron de una gran formación literaria, cultural y científica, y sus representantes ejercieron de profesores. Se les consideró los primeros "intelectuales" españoles ya que tuvieron una gran influencia en la sociedad. Tenían una relación de amistad por encima de todo, sus principales representantes fueron Lorca, Dalí, Buñuel y Pepín Bello. Sólo consideraban a un autor de la "generación del 27" cuando se conocían en persona entre ellos. Tenían lugares comunes de reunión como las residencias universitarias -por ejemplo, la Residencia de Estudiantes. Estos intelectuales escribieron y colaboraron en revistas literarias y periódicos. Su ideología era afín a la izquierda. Manifestaron graves angustias personales debido a que algunos de los autores eran homosexuales. Compartieron maestros como Ortega y Gasset, o Juan Ramón Jiménez. Cada escritor escribió su opinión sobre la poesía.

Las características de la "generación del 27" son las siguientes; primero, compartían gustos similares por la pureza estética, la naturaleza humana y por la mezcal de lo culto con lo popular. Segundo, tuvieron influencias literarias dispares desde Jorge Manrique, a Machado o Góngora. Tercero, al mostrar especial interés por lo popular añadieron formas de cancionero, del romancero y de las coplas, y estas formas las mezclaron con la idea de renovación y modernidad. Y cuarto, se caracterizaron por reivindicar lo bueno de la cultura española, así como la vanguardia y la transgresión.

Los principales temas que ocupan a la "generación del 27" son las ciudades en las que encuentran la vanguardia. A la cosmopolita Nueva York la tienen como la ciudad vanguardista tecnológica, y a Moscú como símbolo de la vanguardia social. También, intentan acercar la naturaleza a lo cotidiano y a las ciudades. La naturaleza es empleada para mostrar sus sentimientos y no los valores. A su vez, asocian el amor a la idea de naturaleza humana. Los autores de la "generación del 27" tienen una concepción del amor un tanto extraña ya que su amor y sus relaciones amorosas fueron complicadas. Y, finalmente, de sus escritos se infiere el compromiso ideológico con los problemas sociales del momento.

En cuanto al estilo hay que subrayar el interés común por la pureza estética como se ve reflejado en el romancero, las canciones, o las coplas. Utilizan un léxico especializado y hacen uso de las metáforas, verso libre, o ritmos clásicos. Otra nota reseñable de este grupo de escritores radica en que cultivaron una gran cercanía con literatos extranjeros, y ello les acercó a las tendencias europeas del momento.


Jesús Longás Gamarra


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada