miércoles, 2 de febrero de 2011

GENERACIÓN DEL 27

La generación del 27 fue, un conjunto de escritores que aunaron la tradición literaria española y adaptaron a España las nuevas corrientes de vanguardia que llegaron a Europa. La fecha clave fue 1927, con la conmemoración de los trescientos años de la muerte de Góngora. Donde se reunieron por primera vez los escritores del 27 tomando como modelo Góngora y haciendo un manifiesto en contra del Modernismo y la tradición del s.XIX.

Entre sus rasgos podemos encontrar que las fechas de nacimiento de los escritores eras muy cercanas, entre 1891 y 1905, además, de que la figura de referencia en esta generación fue Góngora, gracias a su perfección formal. También tiene una amplia formación literaria puesto que trabajaron como profesores, y entre todos mantenían una relación de amistad y le rindieron culto por encima de ideales políticos o estéticos. Convivieron en la Residencia de Estudiantes donde conocieron a personajes fundamentales de la cultura, además colaboraron en revistas literarias, tuvieron maestros comunes (Ortega y Gasset en la renovación estética y Juan Ramón Jiménez con su poesía dura) y todos fueron incluidos en una antología de Gerardo Diego.

Las características comunes existentes entre estos escritores principalmente fueron: los gustos estéticos similares, puesto que compartieron interés por la pureza estética vinculado a la naturaleza humana, como la mezcla de culto y popular; las influencias literarias dispares; el especial interés por lo popular, asumiendo las tradiciones y las formas de expresión como romancero, canciones o coplas, ya que se conjugan de forma excepcional con la idea de renovación y modernidad presente de forma particular en cada poeta; la renovación poética, donde buscaron un léxico especial, el uso y la reinvención de la metáfora, un amplio desarrollo de verso libre y la recuperación de esquemas rítmicos clásicos; y finalmente, la influencia de la vanguardia, que se acercaron a literarios extranjeros y a las tendencias europeas del momento, en especial al surrealismo.

Sus temas principales fueron la ciudad, donde incluyen la idea de progreso representada en nuevos inventos, transportes, transformaciones, etc…, Nueva York y Moscú son los símbolos. También se basan en la naturaleza, acercando el concepto a la ciudad y al mundo cotidiano, uniéndolo a su propia visión del mundo. Recurren al amor ligado a la idea de naturaleza humana y al individuo, y el último tema es el compromiso, se comprometen con su tiempo, durante la Guerra Civil y después de ella muchos afrontaron el tema desde diferentes perspectivas.

Esta generación está dividida en tres etapas: la inicial (hasta 1929), se sitúan entre el influjo de la lírica popular y la poesía tradicional y la admiración por los clásicos, además, cultivaron la poesía pura; antes de la Guerra Civil (1929-1936), se caracteriza por la gran influencia del surrealismo y se incorporan el uso de imágenes y metáforas singulares; después de la guerra (a partir de 1939), desaparece la generación del 27, bien por el exilio o por la muerte de Lorca, el final trágico fue una poesía existencial y angustiada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada