miércoles, 29 de diciembre de 2010

El esperpento

Formulaciones del Esperpento


El esperpento, es un género literario creado por Ramón del Valle-Inclán en que deforma sistemáticamente la realidad, recargando sus rasgos grotescos y absurdos, a la vez que se degradan los valores literarios consagrados; empleando un lenguaje coloquial y desgarrado, en el que abundan expresiones cínicas y jergales.

Se pueden distinguir cuatro formulaciones del esperpento:

La primera; correspondería a las pinturas que realizó Goya en la “Quinta del sordo”, también conocidas como “Pinturas Negras”, que fueron pintadas sobre el año 1819. En estas pinturas, se refleja el gran sufrimiento de Goya, debido a su enfermedad. Y como bien resaltará Valle-Inclán: “El esperpento lo ha inventado Goya”. Se hace referencia también al expresionismo, basado en la expresión de sentimientos más allá de lo que es figurativo.

Según la segunda formulación, el esperpento no es ni comedia ni tragedia. Para poder definirlo, es necesario conocer los géneros literarios en los que se divide el teatro; la comedia y la tragedia, ambos tienen unas características muy marcadas.

En la tragedia, los personajes son héroes o dioses, es decir están por encima de nuestra realidad y sus pecados, por lo tanto, serán insuperables para el ser humano. Normalmente, acaba mal y con la muerte de todos los personajes.
Por otro lado, encontramos la comedia, en la que se reflejan los vicios de la clase media (burguesía) de forma amable, es decir los critica pero a la vez los comprende y siempre acaba bien; los personajes se identifican con el público.
El esperpento, es una mezcla o superación de estos géneros; los personajes son los de la comedia, pero los pecados son imperdonables. Su final es ambiguo, Valle-Inclán lo identifica con una frase muy realista: “La vida no es justa”. En luces de Bohemia, Don Latino dejará morir a Max y le robará la cartera, pero no tendrá ningún castigo; por lo tanto se identificará el esperpento como la vida.

La tercera forma también procede de Luces de Bohemia cuando se habla del callejón del gato, este lugar, era una calle en la que había espejos cóncavos y convexos. Los primeros tienen como función “adelgazar” es decir muestran la realidad en su esencia más miserable, cutre y raquítica. Sin embargo, el espejo convexo trata la realidad de manera exagerada y excesiva.

De esta manera, la realidad más grotesca se convierte en algo medianamente digno en este callejón.

Valle-Inclán, también citará este ejemplo en su libro “la lámpara maravillosa”.


La cuarta formulación del esperpento, la realizó el propio Valle-Inclán , teniendo en cuenta lo que decía, ya que el mismo propuso una clasificación de los géneros literarios de la siguiente manera: en la edad clásica, el lector, está por debajo de los personajes, los cuales son heroicos; en la edad moderna, avanza hasta que el lector, queda igual que los personajes y por último Valle-Inclán establece que a partir de la edad contemporánea, se dará el esperpento, en el que el lector, está por encima de los personajes.


Alejandro Bueno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada