miércoles, 27 de octubre de 2010

Las vanguardias en España

Nacidas en Europa siglo XX fueron movimientos artísticos y culturales con afán de renovar y en contraposición al arte contemporáneo y su sociedad. Es el reflejo del cambio de mentalidad que se produce en esta época, más lúdica, rebelde y provocadora, con gusto por la novedad.

Los movimientos vanguardistas, también llamados ismos, llegaron más tarde a España, de ellos los más importantes eran:

El futurismo, por Filipo Tommaso Marinetti, su temática son las novedosas máquinas (aviones, trenes), niega los sentimientos, rechaza radicalmente el pasado y lo noactual. Su técnica destaca por una total libertad sintáctica, sin signos y muy expresiva al cambiar el color y el estilo de las letras.

El Fovismo fue uno de los primeros movimientos vanguardistas su finalidad era reflejar su mundo interno, tuvo menos repercusión en la literatura que en la pintura, que destacaba por los colores chillones.

El dadaísmo, por Tristan Tzara escritor rumano, atacaba lo tradicional. “Dada” no tiene ningún significado, hace alusión al balbuceo de un bebe, simboliza la negación absoluta de la razón, su creador opina que el azar sustituye la creatividad.

El cubismo tuvo más repercusión en la pintura, aunque su literatura era muy similar. Esta pretende plasmar la realidad desde diferentes puntos de vista, una de las composiciones más innovadoras fueron los caligramas de Apollinaire.

El expresionismo busca en sus escritos influenciar con la realidad interna del autor, aunque sus rasgos más importantes sean grotescos y deformes. Luego, plasmar su interpretación del mundo, e influir con su agitación interna a través de su obra. Sus temas principales: la guerra, el apocalipsis y la pérdida de la identidad humana.

El surrealismo, por André Bretón, expresa el pensamiento sin las ataduras de la razón, la estética o la moral. Las dos fuentes de las que bebió fueron: el Dadaísmo por ser irracional y su ruptura con el pasado y el psicoanálisis creado por Freud y su mundo de los sueños y mecanismos de asociación inconsciente.

El ultraísmo usó revistas literarias como medio para el público, quiere crear una nueva poética interpretando situaciones u objetos cotidianos de otras formas. Sus principios no están muy definidos, usan fuentes diversas de otros ismos, y a diferencia de los otros movimientos no busca repercutir en la sociedad.

El creacionismo, importante ya que repercutió en la literatura posterior gracias a Vicente Huidobro. Él pensaba en este movimiento como un arte nuevo, e inventaba un mundo nuevo, que solo existía en su mente, a partir de la nada como Dios lo haría, y para ello tenía que inventar nuevas palabras, imágenes y relaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada