sábado, 30 de octubre de 2010

RUBÉN DARÍO

Fue considerado como el paladín del movimiento modernista en España, a raíz de sus viajes a España en 1892 y 1898. Nació en 1867 en Metapa y murió en 1916 en León ambas provincias de Nicaragua.
Sus principales obras poéticas son seis:

Epístola y poemas. Obra juvenil escrita en 1885 en la que predominan el tono romántico y la métrica clásica.

Abrojos. Poemario de 1887 en el que se representa un equilibrio entre clasicismo y Romanticismo.

Azul. Escrita en 1888 se considera un paradigma de la estética modernista. Consta de dos partes escritas en prosa ("Cuentos en prosa "y" En Chile") y otra en verso ("El año lírico"). "Cuentos en prosa" la configuran un conjunto de fantasías líricas en las que se muestra la vinculación con el Parnasianismo, pero sin descuidar la crítica modernista al mundo burgués. Los temas son variados (belleza artídtica, la vitalidad prisionera o la seducción de una mujer bella). "En Chile" contiene varias narraciones, doce estampas narrativo-descriptivas y dos narraciones breves. Estos cuentos están marcados por una influencia francesa. "El año lírico" contiene cuatro poemas cada uno dedicado a una estación del año, tres poemas: "Pensamientos de otoño", "Anagké" y "A un poeta, tres sonetos:"Caupolicán","Venus" y"De invierno" y medallones.

Prosas profanas. Escrita en 1896 encarna la plenitud del modernismo formal. En las composiciones finales se intuye un cambio hacia motivos poéticos más íntimos.

Cantos de vida y esperanza. Poemario de 1905 más reflexivo y con un simbolismo más profundo en el que trata nuevos temas.

Poema del otoño. Escrito en 1910 en el que el autor reflexiona sobre el erotismo y la muerte.

Darío creó una gran obra prosística que incluye recopilaciones de crónicas periodísticas, libros de impresiones sobre sus viajes, comentarios sobre su propia creación, novelas y el libro "Los raros"

Jorge Toral

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada