domingo, 7 de noviembre de 2010

Antonio Machado.

Biografía y etapas


Nació en Sevilla en 1875, pronto se trasladó a Madrid, donde entra en contacto con la literatura. En 1907 obtuvo la cátedra de francés en el instituto de Soria donde conoció a Leonor Izquierdo, que sería su esposa y cuya muerte marcó su vida y su poesía. En 1927 fue elegido miembro de la RAE, entonces conoció a Pilar Valderrama, a la que llamaría Guiomar en sus últimos poemas amorosos. Al poco estalló la guerra civil Española, era republicano, se trasladó a Valencia, Barcelona y finalmente se exilió a Francia donde murió el 22-2-1939.

Primera etapa (1899 – 1907). Intimismo simbolista. En el poemario “Soledades” (1907) muestra su subjetivismo y la mirada que lleva a cabo el poeta hacia su interior.

Segunda etapa (1907 – 1917). Castellanismo regeneracionista. Representada por “Campos de Castilla” (1912). La poesía de Machado se vuelca entonces mucho más hacia el exterior.

Tercera etapa (19717 – 1926). Poesía filosófica y folclórica. En “Nuevas canciones” (1924), desaparece la sentimentalidad y se abre paso lo filosófico y lo aforístico.

Temas

En cuanto a los temas; el paso del tiempo es esencial en su obra poética que se llena de simbología, destaca la presencia de los recuerdos del poeta. Siente amor y dolor por Castilla, Soria es le eje de muchos poemas donde la ensalza y evoca. Tiene un deseo de Europeización que se proclama desde sus versos. Le interesa el paisaje fundido con reflexiones personales, incluye el paisaje castellano y andaluz como exaltación de lo popular. Trata el sentimiento del amor desde diferentes puntos de vista según su evolución poética, primero como ausencia, luego como pérdida y al final a través de la figura de Guiomar. Sueños, concibe lo onírico como única forma posible de conocimiento. Personas sin historia; opone los grandes ideales a las vidas anónimas, exaltando al pueblo y a sus gentes. Busca infructuosamente a Dios que es como un sueño o un deseo ( escepticismo religioso ).

Símbolos

El agua de la fuente se hace símbolo del fluir temporal, y de vida interior. Sin embargo también puede representar la muerte, siendo el símbolo que más reitera a lo largo de su obra. El camino, el camino errante, sin meta prefijada, que es un sentimiento de pesar sin consuelo, una nostalgia de la vida que se va dejándola y que también anticipa el horror de llegar. El aire, que representa la libertad del ser humano. La tierra, representa la realidad solitaria. La tarde suele expresar el sentimiento melancólico de la vejez espiritual. El espejo hace referencia a los recuerdos y a los sueños. El jardín refleja la intimidad. Por último, el mar puede simbolizar e más allá.


Estilo

El estilo de Machado se fundamenta en los siguientes rasgos definitorios:

Variedad de estrofas: predilección por el romance y la silva, además de los versos alejandrinos y dodecasílabos debido a su admiración por los clásicos españoles.


Lenguaje poético depurado: lenguaje sobrio y claro, lo que no implica un lenguaje secillo ni fácil de interpretar.


Adjetivo definidor: recurre a esta denominación propia y lo considera por encima de la metáfora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada