sábado, 6 de noviembre de 2010

MODERNISMO

Una gran influencia para el Modernismo fueron dos corrientes literarias francesas: Parnasianismo y Simbolismo.

El parnasianismo fue un movimiento literario francés de la segunda mitad del siglo XIX creado como reacción contra el Romanticismo de Víctor Hugo, el subjetivismo y el socialismo artístico. Los fundadores de este movimiento fueron Gautier y Leconte de Lisle.

En lo referido al estilo, los parnasianos cuidaban mucho la forma y tenían preferencia por una poesía sometida a la métrica. De esta manera, si los románticos demostraron una preocupación por los sentimientos, los parnasianos lo hicieron por la belleza. En cuanto a los temas son de por si sugerentes, bellos, exóticos, con una marcada preferencia por la antigüedad clásica, especialmente la griega, y por el lejano Oriente.

Por otra parte se encuentra el Simbolismo fue uno de los movimientos artísticos más importantes de finales del siglo XIX, se considera fecha de inicio 1886, cuando Jean Moréas publicó un manifiesto literario. Sin embargo esta corriente se inicia ya con Baudelaire, y continúa con Verlaine, Rimbaud o Mallarmé.

En cuanto al estilo, basaban sus esfuerzos en encontrar una musicalidad perfecta en sus rimas, dejando a un segundo plano la belleza del verso.Por otra parte en los temas tenían una visión del mundo como un entramado de símbolos, secretos y realidades ocultas que el poeta debe descubrir y mostrar. Gusto por lo misterioso y lo onírico en poesía.

A parte podemos destacar Otras influencias dentro de las muchas que acogió el espíritu sincrético del movimiento.

Por ejemplo el Prerrafaelismo donde se aprecian los valores de este movimiento artístico inglés antirrealista y romántico que busca el diálogo del alma y de la naturaleza. Seguido de las Corrientes filosóficas que influyen escritores como Schopenhauer, Hegel o Nietzsche. Y por último la Mística española, dónde retoman el anhelo de lo absoluto, de hallar una explicación totalizadora que dé sentido a la existencia.

Se conoce por modernismo al movimiento meramente estético (el arte por el arte), que busca un nuevo mundo basado en la belleza.

Las características principales son las siguientes:

En primer lugar Desarrollo del irracionalismo, esta corriente condujo a la muerte de Dios, lo que conllevo una crisis de los valores tradicionales. Represento una critica a la religión y a la moral nunca vista hasta el momento y provocó que los artistas buscasen respuestas por vías diversas. En el modernismo temprano se produjo una divinización de lo pagano y una mezcla de teorías espiritualistas y esotéricas. Posteriormente, el artista profundizo en sí mismo en busca de un sentido vital y del mundo, ya que surgió la necesidad de crear nuevos valores.

En segundo lugar encontramos la Mercantilización burguesa de la cultura, el arte se acabó convirtiendo en una rama más de la producción, por lo que el escritor tuvo que profesionalizarse.

En tercer lugar un Espíritu utilitario y vulgaridad de la moral burguesa, los creadores mantuvieron un idealismo rebelde de raíz romántica. Frente al conformismo y el estilo de vida burgués, también la vida se hizo arte para bohémicos, decadentistas y esteticistas.

El cuarto punto es un Sistema político burgués, en España, la política vigente durante la Restauración no aportó las soluciones necesarias para los problemas del país, y los escritores del momento que observaron una necesidad urgente de regeneración, a través, sobre todo, de la educación influidos por los pensamientos krausista y regeneracionista.

En quinto lugar el Anticolonialismo, en America del Sur, la lucha contra el colonialismo español dejo paso al rechazo por el creciente imperio económico y cultural de Estados Unidos.

Y por último la Oposición artística, el Modernismo nació enfrentado a las corrientes artísticas vigentes en la época.

El Modernismo triunfo sobre las corrientes imperantes cuando suavizo su discurso radical inicial y se torno más conciliador. Pero no perdió nunca su sensibilidad neorromántica y el afán de lograr un arte total.


En cuanto al estilo diferenciamos varias etapas marcadas por las publicaciones de varios autores.


La primera 1888-1896, desde Azul de Rubén Darío, hasta la publicación de Prosas profanas, del mismo poeta. Predominó el preciosísimo formal de origen parnasiano, sobre todo en autores hispanoamericanos. En 1892 se produjo el primer viaje de Rubén Darío a España, por lo que se considera la fecha de introducción del Modernismo en la literatura Española. ·

La segunda etapa a partir de 1896, se caracterizó por una mayor influencia simbolista y una creación centrada en lo íntimo. Sin considerar sus importantes influencias en la literatura posterior, se toma 1914, año del comienzo de la Primera Guerra Mundial, como el cierre del siglo XIX y de los movimientos nacidos en él.

Hablando de la poesía modernista diferenciamos los temas y el estilo.

En los Temas el rechazo que sienten los poetas hacia la realidad vulgar y convencional les provoca crear con su arte nuevos mundos artificiales, llenos de belleza, lo que da lugar a los siguientes temas. El primero Evasión, hubo una recreación de escenarios paganos y aristocráticos que permitieron a los poetas plasmar paraísos ideales. Aparecen lugares y personajes mitológicos, fantásticos, etc. El segundo es la Sensualidad y erotismo, lo utilizaron como expresión de instintos y manifestación de pasiones que la moral imperante obligaba a ocultar. El tercero es la Mujer, pues fue muy frecuente la aparición de la mujer bella y perversa que conduce al hombre a la perdición. El cuarto la Mitología, dieron un trato superficial de las divinidades procedentes de distintos cultos, ya que solo interesaba la carga sugerente que aportaban a la creación. En quinto lugar tenemos una Crisis espiritual, el fracaso vital de los poetas conllevo a una vuelta a temas fantásticos o misteriosos, pues exalta lo irracional sobre lo racional. El sexto tema es el Cosmopolitismo que es la devoción por los centros urbanos en los que residieron las elites artísticas alejadas de la realidad burguesa. Y por último el Interés por personajes enfrentados a la burguesía. Retrato de la elegancia aristocrática del dandi u hombre distinguido por su refinamiento o el radicalismo antisocial de los bohemios.

En cuanto al Estilo la belleza sensorial y la evocación de lo oculto determinaron la aparición en los versos modernistas de rasgos comunes como por ejemplo los siguientes:

Utilizaron Recursos fonéticos como aliteraciones, ritmos apoyados en acentos muy marcados que confieren musicalidad. También fue destacable el uso de un Léxico elevado con cultismos, extranjerismos, expresiones exóticas y neologismos así como un uso de un lenguaje peculiar alejado del uso cotidiano. Utilización de una Sintaxis impresionista que numeran mediante la oración simple, yuxtapuesta o coordinada. La Doble adjetivación sirvió como esfuerzo de la sugerencia sensorial de los poemas. También las Sinestesias eran la búsqueda de correspondencias entre lo sensible y lo inteligible. El Empleo de símbolos pues intentan relevar una realidad oculta con el uso de símbolos (jardín, cisne…) Y por último la Métrica con uso frecuente del soneto con versos de distinta medida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada