sábado, 6 de noviembre de 2010

EL MODERNISMO

EL MODERNISMO


Manifestación filosófica, religiosa, política y artística surgida de la crisis provocada por el desarrollo de la sociedad burguesa a finales del siglo XIX, los autores que lo cultivaron son Manuel Machado con El mal poema, Rubén Darío en Prosas profanas y Juan Ramón Jiménez con Almas de violeta.

Los principales referentes del modernismo fueron los movimientos nacidos en Francia en el siglo XIX como el Parnasianismo y el Simbolismo.

El Parnasianismo en su estilo trata el culto a la perfección formal de una poesía sometida a la métrica, (muy musical, sensorial, de líneas nítidas y escultóricas). Respecto a los temas desprecia el sentimentalismo y se inclina por la mitología clásica y personajes bíblicos en espacios exóticos y de civilizaciones antiguas.

El Simbolismo con un estilo sin descuidar el aspecto estético de los versos pero con un ritmo menos rígido en los versos que en el Parnasianismo y más psicológico. Los temas más usados por este movimiento son, una visión del mundo con un entramado de símbolos, secretos y realidades que el autor descubre y muestra y un gusto por lo misterioso y onírico en poesía.

Otras influencias fueron el prerrafaelismo (busca dialogo del alma y naturaleza), corrientes filosóficas y mística Española (explicación total de la existencia).

Las principales características del Modernismo se ven influenciadas por la burguesía y son, el desarrollo del irracionalismo que conduce a la muerte de Dios, por lo tanto lleva a una crisis en los valores tradicionales, la mercantilización burguesa de la cultura el arte es una rama más de producción lo que conlleva a la profesionalización de este, el espíritu utilitario y vulgaridad de la moral burguesa con idealismo rebelde de raíz románica, el sistema político burgués con el que creen que aportará las soluciones necesarias a los problemas del país, el anticolonialismo al rechazar el crecimiento económico y cultural de Estados Unidos y la oposición artística pues el modernismo nació enfrentado a las corrientes artísticas de la época por lo que el sistema burgués las rechaza en toda su extensión.

En su estilo se distinguen varias etapas marcadas por las publicaciones de Rubén Darío y Juan Ramón Jiménez, en la primera 1888-1896, desde Azul… hasta Prosas profanas, (las dos de Rubén Darío) en las que predominó el preciosismo formal de origen parnasiano. En la segunda etapa A partir de 1896 hay una mayor influencia simbolista y una creación centrada en lo íntimo, que predominó en Juan Ramón Jiménez y Antonio Machado.

En la poesía modernista llaman la atención los siguientes temas, mundos artificiales, evasión mediante espacios orientales y regreso temporal a las antiguas civilizaciones del medievo, sensualidad y erotismo reflejados en la expresión de instintos que la moral obligaba a ocultar, mujer con la incorporación a los poemas de encarnación literaria (también se da la mujer fatal, bella y perversa), mitología con el trato superficial de las divinidades, crisis espiritual por el fracaso vital de los poetas y exaltación de lo irracional sobre lo racional, cosmopolitismo debido a la devoción por París y otros centros urbanos e interés por personajes enfrentados a la burguesía.

Entorno al estilo destacan los recursos fonéticos como aliteraciones o ritmos muy marcados para aportar musicalidad, un léxico elevado con cultismos, extranjerismos, expresiones exóticas y neologismos, una sintaxis impresionista con el uso de oraciones simples, yuxtapuestas o compuestas, una doble adjetivación mediante el refuerzo sensorial, las sinestesias buscando correspondencias entre lo sensible e inteligible, el empleo de símbolos al intentar una realidad oculta y la métrica con el frecuente uso del soneto y la silva.

Íñigo Monforte San Román 2ºB (bto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada