jueves, 4 de noviembre de 2010

EL MODERNISMO

• El Modernismo tuvo como referentes movimientos franceses del siglo XIX, el Parnasianismo y el Simbolismo.
El iniciador del Parnasianismo (1866) fue Théophile Gautier con su consigna de “el arte por el arte”. Leconte de Lisle fue el autor más representativo.
En cuanto al estilo se produce un culto a la perfección formal y una métrica de líneas nítidas y muy musical.
Los temas principales son la mitología clásica y los personajes bíblicos.
El iniciador del Simbolismo fue Baudelaire, y continúa con Verlaine, Rimbaud o Mallarmé. En su estilo predomina la preferencia por el aspecto estético de los versos. El tema principal es la visión del mundo como un entramado de símbolos y realidades ocultas que el poeta debe descubrir y mostrar.
Se pueden señalar otras influencias al modernismo como el Prerrafaelismo, Corrientes filosóficas o la mitología española.
• El concepto Modernismo se empleaba para encarrilar algunas de las tendencias europeas y americanas del siglo XIX.
El Modernismo en el mundo hispano fue la manifestación filosófica religiosa, política y artística de la crisis provocada por el desarrollo de la sociedad burguesa hacia finales del siglo XIX.
Las características principales del modernismo son:
Desarrollo del irracionalismo. Representó una crítica a la religión y a la moral imperante del momento, esto hizo que los artistas buscasen respuestas por vía diversas.
Mercantilización burguesa de la cultura. El arte acabó siendo una rama de la producción, por lo que el escritor tuvo que profesionalizarse.
Sistema político burgués. Los escritores observaron una necesidad de regeneración, sobretodo a través de la educación.
Anticolonialismo. En América del Sur la lucha contra el colonialismo español dejó al rechazo por el creciente imperio de Estados Unidos.
Oposición artística. El Modernismo nació enfrentado a las corrientes artísticas del momento. Esta oposición se desarrolló principalmente a través de publicaciones periódicas.
En cuanto al estilo se distinguen dos etapas.
1888-1896. Predominó el preciosismo formal de origen parnasiano, en 1892 se produjo el primer viaje de Rubén Darío a España, por lo que se considera la fecha en la que se introdujo el modernismo en la literatura española.
A partir de 1896. Influencia simbolista y una creación centrada en lo íntimo, que predominó en J.R.Jiménez y en Antonio Machado. Se toma 1914 año de comienzo de la 1ª Guerra Mundial como el cierre del s.XIX y de los movimientos nacidos en él.
• Los poetas modernistas crean mundos artificiales lo que da lugar a los siguientes temas:
Evasión: recreación de escenarios paganos que permitieron plasmar paraísos ideales tanto en el espacio como en el tiempo.
Sensualidad y erotismo: Expresión de instintos y pasiones que la moral imperante obligaba ocultar.
Mujer: Aparición de la mujer fatal, bella y perversa que conduce al hombre a su perdición.
Mitología: trato superficial del las divinidades, ya que solo interesa la carga que aportaba la creación.
Crisis espiritual: Fracaso vital de los poetas que conllevó a una vuelta a temas fantásticos o misteriosos.
Cosmopolitismo: Devoción por París y otros centros urbanos en los que residieron las élites artísticas
Interés por personajes enfrentados a la burguesía.
En cuanto al estilo aparecen rasgos comunes como:
Recursos fonéticos: aliteraciones y ritmos
Léxico elevado: cultismos, extranjerismos y expresiones que crean un lenguaje peculiar.
Sintaxis impresionista: enumera rasgos mediante oración simple, yuxtapuesta o coordinada.
Doble adjetivación: refuerza la sugerencia sensorial de los poemas.
Sinestesias: Búsqueda de correspondencias entre lo sensible y lo inteligible.
Empleo de símbolos: Intentan revelar una realidad oculta.
Métrica: uso del soneto, silva y otras combinaciones.




Jorge Toral

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada