lunes, 8 de noviembre de 2010

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

VIDA

Juan Ramón Jiménez nace en Moguer (Huelva) en 1881.

Alumno sobresaliente, obtiene el título de Bachiller en Artes y se va a Sevilla para ser pintor, creyendo que era su vocación. Obligado por su padre comienza derecho, aunque no termina.
Se traslada a Madrid y publica sus dos primeros libros; “Ninfeas” y “Almas de violeta”.

Sufre frecuentes crisis depresivas.

En 1913 conoce a Zenobia Camprubí, con quién se casará y será esencial en su vida y en su obra.

El estallido de la Guerra Civil le lleva a abandonar España, trasladándose a Washington.
Muere en Puerto Rico en el exilio (1958), dos años después de la muerte de su esposa. Se le había otorgado el Premio Nobel de Literatura.

ESTILO

Pretende una poesía desnuda, pura. Se ve atraído por la eternidad y por lo popular.

Juan Ramón revisó su obra a lo largo de su vida lo que le lleva a reflexionar. La poesía para él no es sólo una forma de vencer la imperfección del mundo, sino un camino para conocerse a sí mismo y para conocer la realidad.

Aunque por edad pertenece a la generación del 27, tiene una estrecha con ambas que le rodean.
Su ciudad natal es su inspiración y entre sus temas destaca el amor.

OBRA

Su obra se puede dividir en tres etapas:

1. Sensitiva; dura 17 años e incluye sus primeras obras “Almas de violeta” y “Ninfeas”. Con una clara influencia de Bécquer, simbolista y modernista. Predomina la descripción de un paisaje que refleja el alma ordenada del poeta.

2. Intelectual (afán de conocimiento de la realidad); dura 20 años y está marcada por su primer viaje a América y el contacto con la poesía en inglés. Cobra gran importancia el descubrimiento del mar. Inicia una búsqueda espiritual, desea salvarse ante la muerte y depura su poesía, suprimiendo los detalles estéticos y centrándose en lo profundo, lo puro, lo esencial.
Obras: “Estío” supone el cambio de etapa, “Diario de un poeta recién casado” la considera su mejor obra, plasma su viaje con Zenobia, un viaje físico, sentimental y literario. “La estación total” recoge sus últimos poemas escritos en España.

3. Verdadera (necesidad de conciencia interior); recoge los últimos 21 años de su vida. Busca la belleza, la perfección y alcanza la poesía esencial. Su ansia por lo trascendente lo lleva a identificarse con Dios. Es una poesía sin rima ni estrofa.
Obra; todo lo escrito durante su exilio, destacando “Animal de fondo” busca a Dios que está en sí mismo, es causa y fin de belleza, y “Espacio”.

Es necesario mencionar su prosa poética, en especial su obra más conocida “Platero y yo”. Mediante un pequeño asno como personaje principal (al que describe como blando, suave, de algodón) trata de cultivar la sensibilidad del pueblo, su comprensión, sin perder la espontaneidad y lo auténtico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada