miércoles, 3 de noviembre de 2010

Rubén Darío

Fue uno de los autores con los que se inició el Modernismo en Hispanoamérica, llegando posteriormente a España gracias a sus viajes en 1892 y 1898.
Nace en 1867 en Metalpa, Nicaragua.

Recibe influencias de Vícto Hugo, sus predecesores hispanoamericanos, parnasianos y simbolistas, clásicos españoles y poetas del siglo XIX, que destacarán sobre todo en sus primeras obras.
Entre sus principales obras poéticas nos encontramos:
"Epístolas y poemas", de carácter juvenil, escrita en 1885 empleando un tono romántico combinado con una métrica clásica. Destacamos la notable influencia de Campoamos, Víctor Hugo y Bécquer en este poema
"Abrojos", poemario escrito en 1887, que se caracteriza por el equilibrio entre el clasicismo y el romanticismo. En este poemario adquieren protagonismo la intuición y el sentimiento. Se trata de poemas breves que expresan el sufrimiento del poeta incomprendido.
"Prosas profanas", escrito en 1896. Esta obra encarna plenamente el modernismo formal, caracterizándose por la suntuosidad expresiva, los neologismos y las innovaciones métricas
"Cantos de vida y esperanza", escrito en 1905. Tiene un tono más reflexivo y filosófico, influido por un simbolismo más profundo. Trata nuevos temas como la defensa de valores culturales hispanos -"salutación del optimista"-, nostalgia por la niñez y la juventud -"canción de otoño en primavera"- y la naturaleza y el destino del ser humano.
"Poema de otoño", escrito en 1910. En él emplea un tono meditabundo y sencillo y reflexiona sobre el erotismo y la muerte.

Con respecto a su obra en prosa, podemos destacar distintos géneros: crónicas periodísticas "España contemporánea", libros sobre sus viajes "Peregrinaciones", comentarios sobre sus obras "Historia de mis libros" y novelas "El hombre de oro".
En su novela "los raros" recoge las semblanzas de escritores a los que considera "almas gemelas".

Su obra cumbre es "Azul...", escrita en 1888. Se trata de un paradigma de la estética modernista que consta de dos partes en prosa y una en verso.
Las partes en prosa son: "cuentos en prosa" y "en Chile"
En "cuentos en prosa" destacan las fantasías líricas que provienen del "cuento parisiense". Se muestra una vinculación con el parnasianismo, ya que se recurre a motivos comunes del mismo.
No se descuida la crítica mdernista del mundo burgués "El rey burgués". Los temas tratados en esta parte son: la belleza artística, la vitalidad prisionera y la seducción de una mujer bella.
"En Chile" es la segunda sección y consta de varias narraciones como: doce estampas narrativo-descriptivas en las que ofrece su visión sobre aspectos diversos (estampas campestres, belleza femenina, escenas pastiriles, reflexión sobre la creación artística y pensamientos sobre el amor) y dos narraciones breves: "la muerte de la emperatriz de China", que trata sobre la belleza tanto natural como la artificial del arte y "a una estrella", que trata a armonía del universo y el anhelo idealista. Ambas narraciones se ven influidas por los motivos franceses: mitología, gusto por lo oriental, conexiones con otras artes y creación de mundos artificiales perfectos en contraste con la imperfección de la realidad cristiana.
"El año lírico" es la tercera parte, en prosa y contiene:
-Cuatro poemas, dedicado cada uno a una estación del año, empleando el amor como fuerza vital.
"Primaveral", se desarrolla en la selva, es un romance.
"Estival", se desarrolla en la selva y es una silva
"Autumnal" es una silva de localización imprecisa
"Invernal" es una silva que se desarrolla en una habitación con chimenea
-Tres poemas "Pensamientos de otoño", sobre el amor; "Anagké", que trata la imperfección de la creación y "A un poeta", poesía noble viril y fuerte
- Tres sonetos: "Caupolicán" que describe un guerrero mapuche, "Venus", que refleja el amor ideal e imposible y "De invierno" que trata una escena amorosa
- Medallones, son retratos de poetas de la época en sonetos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada