domingo, 7 de noviembre de 2010

EL MODERNISMO

El modernismo en el mundo hispánico fue la manifestación filosófica, religiosa, política y artística de la crisis provocada por el desarrollo de la sociedad burguesa hacia finales de siglo XIX, que generó una nueva visión del mundo. Supuso una fuerza rebelde enfrentada a diferentes aspectos de la sociedad.

Intenta cambiar la sociedad mediante la belleza y la estética. Esta filosofía va unida con el capitalismo y la burguesía. Al final se queda solo en adorno. Nació de los emprendedores, está en Hispanoamérica, el primer modernista fue Rubén Darío y era empleado para mejorar, y en Cataluña, utilizado para darse prestigio.

Tuvo como referente movimiento franceses en el siglo XIX como el Parnasianismo y el Simbolismo. El Parnasianismo era un movimiento que rendía culto a la perfección, poesía de líneas nítidas, muy musical y se centraba en la mitología clásica, personajes bíblicos y en escenarios exóticos. El Simbolismo tuvo preferencia por el aspecto estético de los versos, ritmo menos rígido, más psicológico, tiene una visión del momo entramado, con símbolos que el poeta descubre, tiene gusto por lo misterioso e influye en los primeros poetas modernistas. Otras influencias del modernismo fueron el Prerrafaelismo, que busca el diálogo del alma y de la naturaleza, corrientes filosóficas como las de Hegel, Nietzsche y la mística española, que es el anhelo de halar una explicación que dé sentido a la existencia.

Algunas de las características son: el desarrollo del irracionalismo, crítica de la religión que posteriormente surgió la necesidad de crear nuevos valores; la mercantilización burguesa de la cultura nos mostraba que el arte era una rama más; el espíritu utilitario y vulgaridad de la moral burguesa, se mantuvo la raíz romántica; el sistema político burgués observó una necesidad de regeneración a través de la educación; el anticolonialismo rechazo del imperio americano; la oposición artística nació del enfrentamiento con las corrientes artísticas vigentes, se desarrollo a través de los periódicos. El modernismo triunfó cuando se suavizó pero nunca perdió su sensibilidad neorromántica y el afán de lograr el arte total.

En el desarrollo del Modernismo hispánico se distinguen varias etapas marcadas por los autores. En la primera (1888- 1896) predominó el preciosismo formal de origen parnasiano sobre los autores hispanoamericanos como Julián de Casal, José Martí y Rubén Darío con su obra Azul… que en 1892 introdujo en España el modernismo. La segunda etapa (a partir de 1896) tuvo mayor influencia simbolista y una creación de lo íntimo que predominó los poetas españoles Juan Ramón Jiménez y Antonio Machado con obras como Soledades y Soledades, galerías y otros poemas.

Los poetas optan por crear mundos artificiales llenos de belleza que da lugar a diversos temas como la evasión es la regeneración de paraísos ideales tanto en el espacio (escenarios orientales) como en el tiempo (antiguas civilizaciones), la sensualidad y el erotismo de las pasiones, sobre la mujer se incorporó el eterno femenino como Cleopatra o Salomé, la mitología utilizó un tarto superficial de las creaciones, el cosmopolitismo fue una devoción por centros urbanos donde residían las élites artística y, por último, el interés por personajes enfrentados a la burguesía, hombre distinguido por su refinamiento y radical antisocial bohemio.

La belleza y la evocación de lo culto determinaron que en el estilo aparecieran versos de rasgos comunes como recursos fonéticos que recurren a la aliteración y ritmos marcados que llevan a la musicalidad, léxico elevado con la utilización de cultismos y extranjerismos, sintaxis impresionistas que emplea oración simple, yuxtapuesta y coordinada. También podemos encontrar la doble adjetivación, la sinestesia que buscaba correspondencias entre lo inteligible y lo sensible, empleo de símbolos que intentan revelar una situación oculta y la métrica utilizaba sonetos de versos cortos, la silva y otras combinaciones.

Manuel Machado (Sevilla, 1874) fue uno de los representantes del Modernismo español junto a su hermano, Antonio Machado, o Juan Ramón Jiménez. Destaca el sincretismo de sus obras que combinó la influencia del Simbolismo y Parnasianismo con la sensualidad andaluza. En sus poemas evoca grandes personajes de la historia española. Entre sus obras más importantes destaca Alma, que es una recreación de la copla andaluza, El mal poema, que utilizaba un lenguaje desgarrado, Cante jondo que recrea el estilo popular de Andalucía y Ars moriendi que aborda una temática reflexiva y triste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada