sábado, 6 de noviembre de 2010

La Vanguardia en España

En los primeros años del siglo XX, los movimientos artísticos y culturales que surgen en Europa tienen un claro afán renovador y de cambio con respecto a los enfoques precedentes. El término Ismo identifica toda la vanguardia.
Los seguidores de estos movimientos intentaron realizar una revolución en todos los ámbitos de la sociedad y no solo en el artístico. Su ferviente rechazo al arte contemporáneo implicaba un desprecio por la sociedad que lo habían acogido y fomentado. Los movimientos de las vanguardias se caracterizan por una situación de rechazo ante las manifestaciones artísticas anteriores, la creatividad y la originalidad por encima de todo, la experimentación, la irracionalidad, el elitismo, la rebeldía y provocación y la intención lídica.
Estos son los movimientos de la vanguardia:

Futurismo
Es el primer movimiento vanguardista fundado por Tomasso Marinetti, que escribió Mafarka el Futurista. Propugna el rechazo radical al pasado, la atracción por las máquinas de reciente creación, el antisentimentalismo y la apología de la violencia. Pretende conseguir una nueva expresividad mediante la destrucción de la sintaxis, la omisión de los signos de puntuación y la eliminación de las imágenes convencionales.

Fovismo
Apareció en París en 1905 y se considera uno de los primeros movimientos pictóricos de vanguardias del siglo XX y tuvo una menor repercusión literaria.
El objetivo era mostrar en sus obras el mundo interior del autor desde un punto de vista original y rebelde con variedad de temas. Su mayor representante fue Henri Matisse.

Dadaísmo
Movimiento surgido en Zurich en 1916, fundado por Tristan Tzara que cuestionó de forma radical los valores tradicionales establecidos, atacando a los principios de la razón. Dadá es la negación absoluta. Estaban en contra del arte y la belleza.

Cubismo
tuvo más repercusión en la pintura que en la literatura. Su principal exponente fue el poeta francés Apollonaire que teorizó sobre las técnicas usados por Picasso, Bris o Braque.
Su característica fundamental es que intentaba plasmar la realidad desde los diferente puntos de vista y todos a la vez.

Expresionismo
Es un movimiento de vanguardia de origen germano que surgió a principios del siglo XX y entre sus características destacan la búsqueda de la realidad interior con el objetivo de encontrar los rasgos más importante de los que se quiere reflejar, aunque sean grotescos y deformes. Se baso en la realidad interna, la interpretación de la realidad y la agitación interior.
Los temas más recurrentes son la guerra, el miedo, la pérdida de identidad individual y la destrucción global.

Surrealismo
Surgió en los años 20 del siglo XX en Europa, cuyo principal impulsor fue André Bretón. Fue el movimiento de vanguardia más longevo. Muestra un interés por el subconsciente, los sueños y los mecanismos mentales no sometidos a la razón.
Se apoyo principalmente en los principios del Dadaísmo y el Psicoanálisis.

Ultraísmo
Uso las revistas literarias para mostrarse al público, tomó postulados de otras corrientes europeas, pero matizando su valor y significado. Pretendió crear una poética nueva, buscando nuevas interpretaciones en situaciones y objetos cotidianos. A diferencia de otras vanguardias sus principios no están muy bien definidos.

Creacionismo
Este movimiento se asentó en la literatura Hispánica a través de varios poetas como Vicente Huidobro, Gerardo Diego y Juan Larrea. El primero consiguió una obra poética de gran calidad que influyó enormemente en la literatura posterior. Concibió el creacionismo de la siguiente manera:
- Arte nuevo: pretende la creación de un mundo propio que se comprenda dentro de sí mismo y no por su relación exterior.
- Poeta-Dios: en el que el poeta pasa de ser un imitador de la realidad, sino que la crea como haría Dios.
- Lenguaje poético: el poeta inventa nuevas imágenes, palabras y relaciones que no guardan conexión alguna con la literatura conocida hasta el momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada