lunes, 8 de noviembre de 2010

RUBÉN DORÍO

Rubén Darío nació en Nicaragua y murió en León (1867-1916). Fue considerado el iniciador del modernismo en España, debido a sus viajes a España.

Su obra literaria abarca influencias de autores como Víctor Hugo, los parnasianos, simbolistas, clásicos y los poetas del siglo XIX. Sus principales obras poéticas son: Epístolas y poemas, obra juvenil con tono romántico y la métrica clásica; Abrojos son poemas breves que expresan el sufrimiento del poeta incomprendido; Cantos de vida y esperanza es el poemario más reflexivo y contiene simbolismos más profundos, trato nuevos temas como la defensa de los valores culturales (“Oda a Roosevelt”), la nostalgia de la niñez y la juventud (“Canción de otoño en primavera”) y la naturaleza y el destino del ser humano y, por último, Poema de Otoño con tono pensativo y sencillo de forma.

Además creó obra prosística que incluye crónicas periodísticas (España contemporánea), libros sobre sus viajes (Peregrinaciones), comentarios sobre su propia creación (El canto errante) y el libro de Los raros que contiene biografías de escritores.

Azul… se consideró un paradigma de la estética modernista. Consta de dos partes escritas en prosa y una tercera en verso. Los cuentos en prosa forman un conjunto de fantasías vinculadas al Parnasianismo por la utilización de exotismo, orientalismos, adjetivación y la crítica modernista al mundo burgués como en el cuento “El rey burgués”. Los temas son la belleza artística, la vitalidad prisionera y la seducción de una mujer bella. “En Chile”, esta segunda parte aparece la influencia francesa y contiene varias narraciones: doce estampas narrativo-descriptivas que ofrecen su visión sobre imágenes campestres, escena pastoril o pensamientos sobre el amor; las dos narraciones breves sobre la belleza natural y la belleza artificial del arte, tratan de la armonía del Universo y el anhelo idealista “La muerte de la emperatriz de China”. “El año lírico” contiene composiciones en verso distribuidas en: cuatro poemas, cada uno dedicado a una estación del año que acoplan el amor “Primaveral” y “Estival”; tres poemas que incluyen versos heptasílabos sobre el amor “Pensamientos de otoño”, silva sobre la imperfección de la creación y serventesios como una poesía noble “A un poeta”; tres sonetos “Caupolicán” que es la introducción al castellano del verso alejandrino, “Venus” sobre el amor ideal e imposible y “De invierno”, escena amorosa en versos alejandrinos; por último, los medallones que son retratos de poetas de la época en versos alejandrinos o endecasílabo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada