miércoles, 3 de noviembre de 2010

Modernismo

El modernismo es un movimiento estético renovador que aunque generalmente se restringe al ámbito literario, busca un cambio político, ideológico, social y religioso.
El modernismo literario tiene sus orígenes en Hispanoamérica hacia 1880 y llegó a España gracias a la obra de Rubén Darío, su principal representante.
En un principio, "modernista" es considerado un término peyorativo, pues nos da a entender que se trata de una persona superficial, que se apunta a todo lo nuevo sin atender a la calidad.
En España, a finales del s. XIX, surgen como respuesta a la crisis los movimientos de modernismos y G. 98, el primero surge como arte, disfrute y forma de evasión estética ante la crisis, se trata de hablar de belleza, el arte por el arte.
Los principales rasgos de este movimiento son:
El escapismo, buscan huir, por un lado sitúan las novelas en lugares lejanos, como Oriente y por otro lo hacen también en tiempos remotos. Utilizan también formas mitológicas, por estética.
El anarquismo y aristocraticismo se ve reflejado que no terminan de ajustarse a las convenciones sociales y que siempre buscan la belleza estética.
Se sienten atraídos por lo bohemio, y todo lo contrario a la burguesía.
El cosmopolitarismo y universalismo se ven reflejados en el hecho de que son los primeros en considerarse "ciudadanos del mundo" .Sueñan con vivir en Paris, pero sin perder el contacto con lo propio. Dan más importancia a la forma que al fondo.
El simbolismo es una teoría poética que influye en los modernistas y que consiste en buscar la metáfora perfecta y generar imágenes. Buscan imágenes que sugieren muchas cosas y que no sean evidentes.
El parnasianismo es otra de sus influencias y es una teoría poética que tiende a la perfección formal. La poesía para ellos tiene que ser perfecta.
Los escritores modernistas poseen un lenguaje y estilo propios, la lengua se caracteriza por la abundancia de metáforas e imágenes.
También aman la elegancia, se refleja en el léxico, las palabras son seleccionadas por su brillantez y capacidad de sugerencia y por ello recurren continuamente a la mitología.
Sienten una atracción por lo raro y lo singular y todo aquello que pudiera alejar de un tiempo y de unas circunstancias desagradables o de crisis.
Por último, mezclan el erótico y lo espiritual, sienten una pasión por el misterio y en sus obras predomina lo sensorial.
Los autores modernistas se pueden dividir en autores hispanoamericanos como Rubén Darío, José Martí y Leopoldo Luganés y autores españoles como los hermanos Machado, Juan Ramón Jiménez o Ramón de valle-Inclán entre otros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada