martes, 18 de enero de 2011

Federico García Lorca (Temas)

Los temas que Lorca trata son los temas eternos de la poesía. Distingue el modo de tratarlos,tanto en la forma de expresión,como en el contenido. Se caracteriza por no tener la costumbre de tratar los temas de manera monográfica,es decir,suele entrelazar los temas. Son obsesiones del poeta y están inmersos en imágenes y símbolos.



Los principales temas que él trata son la frustración, el amor, la muerte, el tiempo y los paisajes.











LA FRUSTRACIÓN






La considera un atributo de la concidión humana, y antes que eso una vivencia personal. Sus dos frustraciones más importantes fueron la música,debido a su imposibilidad de desarrollarse como músico, y el erotismo, era homosexual y esto le obligaba a reprimirse y a ocultar sus inclinaciones amorosas, lo que le provoca una enorme frustración y angustia.


Lorca configura una visión del mundo y de la poesía en la que los hombres son seres frustrados por naturales y son conscientes de esa realidad. Escribe para intentar que la gente no tenga una vida de frustración como la suya.








EL AMOR








Lorca considera el amor como una fuente similar a la muerte,igual de poderosa. Es humano, carnal y sin idealizaciones. Por otra parte piensa que no es posible satisfacer las ansias de la unión afectiva y la pureza con el amor humano. El amor es n deseo dificilmente satisfecho al que va unido la muerte.








LA MUERTE






Tenía conocimientos sobre la cultura del campo y la tradición popular en la que hay una omnipresencia de la muerte. Es un tema que va unido al del tiempo y es algo inevitable y lógico. La define como algo inquietante, temible, ineludible, en ocasiones violenta y es una amenaza permanente.


También sería importante mencionar que es un paso a la otra vida y, por tanto, un muro que se interpone entre nosotros de manera brutal. No provoca en él ningún tipo de sentimiento religioso.








EL TIEMPO





El poeta está atento al paso del tiempo y a todos los acontecimientos que vienen con él. Las horas, las estaciones, la infancia o la juventud son para él catástrofes. La imposibilidad de volver atrás en el tiempo le produce desazón ya que ve que la muerte es algo que se acerca de manera inevitable. El tiempo no es el fluir de la historia sino una condición de la existencia del ser humano.











No hay comentarios:

Publicar un comentario