miércoles, 26 de enero de 2011

VALLE-INCLÁN ETAPAS DE SU OBRA TEATRAL

La clasificación más interesante de su obra es la que agrupa sus obras en ciclos:

• Ciclo modernista: Sus obras están basadas en un esteticismo decadente al margen de la realidad: Cenizas(1899), Tragedia de ensueño(1903) y Comedia de ensueño(1905).

• Ciclo mítico: Comedias Bárbaras, El embrujado(1913) y Divinas palabras(1920). Partiendo de una Galicia real, de su paisaje y sus gentes, Valle-Inclán construye una imagen del hombre y del mundo, mítica e intemporal.

• Ciclo de la farsa: Las obras bajo el título de farsas fueron recogidas por el autor en un volumen llamado Tablado de marionetas para educación de príncipes. Estas obras se basan en un continuo contraste entre lo sentimental y lo grotesco. La caricatura preesperpéntica que aparece en estas obras anuncia la nueva mirada que Valle-Inclán va a dirigir sobre la España contemporánea.

• Ciclo esperpéntico: En su obra Luces de Bohemia(1920 y 1924) es la primera en la que su autor da el nombre de esperpento. Pero el esperpento es, más que un género, una nueva estética y una nueva visión del mundo. A esta etapa pertenecen obras como Los cuernos de don Friolera(1921), Las galas del difunto(1926) y La hija del capitán(1927).

• Síntesis final: Son obras de temas de forzada violencia, grotesca y próxima al absurdo, intentando buscar un fuerte efectismo visual de gran plasticidad. Esta fase esta formada por cuatro obras que se incluyen, junto con El embrujado, en el Retablo de la avaricia. A dos de estas obras, Ligazón(1926) y Sacrilegio(1927), las denominó “autos para siluetas”; a las otras dos, La rosa de papel y La cabeza del Bautista, “melodramas para marionetas”.


JORGE TORAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada