miércoles, 26 de enero de 2011

Generación del 27

El contexto literario en España estaba influenciado, además de por las vanguardias, por la Generación del ´98, todavía en plena creación literaria, que es tratada con respeto, Antonio Machado. El modernismo se encontraba ya agotado en 1920, la figura fue Rubén Darío. Fue el movimiento más atacado por las vanguardias, el novecentismo de Ortega y Gasset tenía mucha mayor afinidad con la recavación de los años 20. La estética del novecientismo sigue también las corrientes innovadoras, Ortega defiende el arte puro, intelectual, abstracto, anti-romantico, lúdico y optimismista.

La fecha referencial a esta generación fue 1927, caundo en el Ateneo de Sevilla se conmemoraron los trescientos años de la muerte de Góngora. Se reunieron y tomarion como modelo al poeta e hicieron un manifiesto en ocntra del Modernismo y la tradición del siglo XIX.

Las características son que las fechas de nacimiento de los autores son cercanas en el tiempo (1891-1905). Tienen una figura referencial, Luis de Góngora, cuyos homenajes sirvieron como citas para reunirse y leer sus versos. Al trabajar como profesores, tenían una amplia formación literaria y entre ellos rindieron una gran culto a la amistad. También convivieron en lugares comunes, como en la Residencia de Estudiantes, en Madird. Colaboraron en varias publicaciones en revistas literarias como "Cruz y Raya" entre otras. Siguieron fielmente los postulados de Ortega y Gasset (renovación estética) y a Juan Ramón Jiménez (poesía pura). Todos los autores fueron incluidos en una antología creada por Gerardo Diego.

Respecto al estilo, tienen unos gustos estéticos similares, como el interés por la belleza estética, la naturaleza humana y la mezcla de lo culto y lo popular; las influencias literarias dispares como Antonio Machado, Jorge Manrique, Góngora..., el interés de lo popular por el que asumen formas de romancero, canciones o coplas, mezclados con la idea de renovación y modernidad; y las dos principales influencias que son la reivindicación de lo bueno de nuestra cultura en todos sus ámbitos y la corriente surrealista.

Entre sus temas podemos destacar la ciudad, vinculada a las vanguardias (surrealismo y futurismo), a través de ella se refleja la idea de progreso. Nueva York representa el progreso tecnológico y Moscú social. La naturaleza, acercada al mundo cotidiano, con un espacio bucólivo donde se representan pastores, mitlogía, amores... Sin embargo, ya no se hace de ella una prepresentación patriota. El amor como sentimiento ligado a la naturaleza humana y al individuo. Tuvieron una relación conflictiva por su concepción amorosa no convencional y finalmente el compromiso social, que durante la guerra y después de ella, afrontaron el tema desde diferentes perspectivas.

Se puede dividir en tres etapas. La incicial siguió su cruso hasta 1929 en la cual se sitúan entre el influjo de la lírica popular y la poesía tradicional, y la admiración de los clásicos, cultivaron la poesía pura (Juan Ramón Jiménez). Antes de la guerra civil hasta 1936 que se caracteriza por la gran influencia del surrealismo. Incoporaron el uso de imágenes y metáforas singulares así como el inconsciente. Después de la guerra, a partir de 1936, en la que desapareció la generación del 27 o por exilio o por la muere, se utiliza una poesía existencial y angustiada que fue el resultado de un final trágico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada