domingo, 23 de enero de 2011

GENERACIÓN DEL 27 (ORIGEN, TEMAS Y ESTILO)

A pesar del clima político y social del país, un conjunto de escritores que se agrupaban bajo el nombre de generación del 27 unieron la tradición de la literatura española (cancioneros, poetas de los siglos de oro) y las nuevas corrientes de vanguardia que se adaptaron a España. Nace principalmente de la relación de amistad en 1927, cuando se conmemoraron los trescientos años de la muerte de Góngora. Esta generación viene llamada la edad de plata. Se manifestaron contra el modernismo y la tradición del siglo XX. Tenían gran formación académica pero no les gustaba ser formales. Son importantes tanto en la literatura como en lo social e internacional. Su filiación política era de izquierdas, republicanos y anarquistas. Algunos de los autores que figuraron son: Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Vicente Alexandre, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Luis Cernuda y Rafael Alberti. La generación del 27 se exilió por una disgregación interna y por el exilio exterior.

El estilo de la generación del 27: tuvieron una misma figura referencial, Góngora debido a su perfección formal. Siguieron a Ortega y Gasset por su renovación estética, a Juan Ramón Jiménez y tenían influencias de la vanguardia. Cada escritor preparó una introducción sobre su propia idea de la poesía que acompañaba a sus poemas. Compartieron interés por la pureza estética, naturaleza humana, mezcla de lo culto y popular. Tuvieron especial apego por lo popular. Buscaron un léxico especial que se caracterizaba por el uso y la renovación de la metáfora, desarrollo del verso libre y la recuperación de esquemas rítmicos clásicos.

La generación del 27 se divide en tres etapas y en cada una de ellas se dan características diferentes: La etapa inicial (hasta 1929) que a su vez queda dividida en: la poesía juvenil; la poesía popular con tres focos Andalucía, Galicia y Castilla y sus manifestaciones en cuanto al fondo fueron las jarchas y las cantigas de amigo y en cuanto a la forma los villancicos; la poesía culta, clásicos con Góngora en el lenguaje y los mitos, Quevedo en el concepto y Lope en el populismo; Juan Ramón Jiménez tuvo gran importancia por su poesía pura quedándose con dos elementos, la metáfora y los símbolos. En la etapa preguerra (1929-1936) tomó rasgos del surrealismo utilizando lo absurdo con el fin de denunciar. La etapa de después de la guerra provocó la desaparición de la generación del 27 con un doble exilió.

Aparecen temas recurrentes como: la ciudad que incluye la idea de progreso por los nuevos inventos y los transportes (Nueva york y Moscú se convierten en símbolos); la naturaleza acercada a la ciudad y al mundo cotidiano; el amor que está ligado a la idea de la naturaleza humana y al individuo; y el comromiso, se comprometen a su tiempo afrontando diferentes perspectivas durante y después de la guerra.

1 comentario: