jueves, 27 de enero de 2011

Ramón María del Valle-Inclán


Ramón María de Valle-Inclán nació en Villanueva de Arosa (Pontevedra) en 1866. Uno de los rasgos que caracterizan al poeta, novelista y dramaturgo es que fue autodidacta, aunque también empezó Derecho en la Facultad de Santiago, la abandonó para marcharse a Madrid y a México, donde trabajó como periodista hasta 1893 que volvió al ambiente bohemio madrileño.

Su personalidad violenta e inconformista le llevó a una pelea con una amigo periodista en 1899, en la que tras recibir un bastonazo se le hundió el gemelo en el brazo y debido a la infección de la herida llegaron a amputárselo más tarde. La figura de Valle era inconfundible, manco, con larga melena, barbas y sombrero.

En 1909 se casó con la actriz Josefina Blasco, de la que se separó años más tarde, en 1933.
Más tarde, en 1916 estuvo como corresponsal de guerra al frente francés, ese mismo año se creó para él una cátedra de Estética en la Escuela de Bellas Artes, pero él se aburrió y lo dejó al poco tiempo. Su dedicación a la literatura era absoluta, habiendo comenzado a redactar sus primeros escritos en 1895, escribió “Comedias Bárbaras”, obra teatral de carácter social que perseguía el esperpento. Estaba total y rigurosamente entregado a su trabajo de escritos, buscando nuevas formas continuamente.

En 1910 se declaró “carlista por estética”, aunque se había mostrado en contra de la sociedad burguesa desde sus orígenes, tras la guerra carlista Valle escribió otras obras como “Luces de Bohemia”. A través de los viajes que hizo, su ideología dio un giro total y se convirtió en un ultrarradical (liberal progresista). Denunció la corrupción de su país y se enfrentó a la Dictadura de Primo de Rivera.

Cuando se instauró la República, le dieron un puesto en Roma de consejero, pero volvió a España porque le diagnosticaron un cáncer, y murió al poco tiempo debido a su enfermedad, en 1936.

La obra de Valle-Inclán:

Ciclo modernista

Sus obras iniciales están basadas en un esteticismo decadente al margen de la realidad.
“Cenizas” reelaborada con el título de “El vermo de las almas”, “El marqués de Bradomín” en 1906, dos poemas en prosa “tragedia de ensueño” y” comedia de ensueño” incluidos en “Jardín Umbrío”, “Cuento de abril” y “Voces de gesta”.

Ciclo mítico

Valle construye la imagen del hombre y del mundo de forma mítica e intemporal partiendo de Galicia su paisaje y gentes. La avaricia, lujuria y muerte rigen la existencia y destino de los protagonistas que son hidalgos, seres marginados y violentos.
“Comedias Bárbaras” es una trilogía compuesta por “Águila de blasón”, “Romance de lobos” y “Divinas palabras”.
El esperpento deforma la realidad que conocemos y eso lleva al desorden de personajes, espacios y acciones a través de un lenguaje metafórico.

Ciclo de la farsa

Frente a la Galicia intemporal del ciclo anterior, plasma un espacio del siglo XVIII también ahistórico y tamizado por el modernismo. Estas obras están marcadas por un claro contraste entre lo sentimental y lo grotesco. La caricatura esperpéntica de Valle en estas obras irá dirigida a la España contemporánea.
“Farsa infantil de la cabeza del dragón”, “La marquesa Rosalinda”, “Farsa italiana de la enamorada del rey” y “Farsa y licencia de la reina castiza”. Las tres obras de farsas fueron recogidas en: “Tablñado de marionetas para educación de príncipes”


Ciclo esperpéntico

“Luces de bohemia” es la primera obra a la que el autor da el título de esperpento, palabra que designa lo ridículo y grotesco, es una n ueva estética y una nueva visión del mundo.
También las obras “Los cuernos de la Friolera”, “Las galas del difunto” y “La hija del capitán”, estas tres fueron publicadas en “Martes de Carnaval”


Síntesis final

Es la última etapa del teatro de Valle y está formada por cuatro obras: “Lizagón” y “Sacrilegio”, que fueron denominadas autos para siluetas por Valle y “La rosa de papel” y “La cabeza del bautista” ambas en melodramas para marionetas.
Las 4 obras junto a “El embrujado” pertenecían a “Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte”.
Son un punto de encuentro entre diversas maneras dramáticas anteriores, son temas de forzada violencia, grotesca y próxima al absurdo, intentando buscar un fuerte efecto visual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada